Miembros de Workplace Project inician campaña para presionar a Wells Fargo a dejar de invertir en centros de detención #Jan24DIVEST

Miembros de Workplace Project inician campaña para presionar a Wells Fargo a dejar de invertir en centros de detención

Ana Llácer | Noticia Nueva York | February 1, 2012

En un día nacional de acción, defensores de los inmigrantes marcharon el 24 de enero en 15 ciudades claves del país y protestaron en las puertas del banco Wells Fargo y FMR/Fidelity para pedirles que abandonen su participación en el encarcelamiento de inmigrantes en centros de detención.

En Hempstead, cerca de 15 personas y activistas de la organización The Workplace Project protestaron en frente de Wells Fargo como parte de la campaña National Prison Divestment Campaign (o Campaña Nacional para Quitar Inversión en la Industria de Prisiones) que está coordinada por la organización ENLACE International.

Wells Fargo es uno de los mayores inversores en los centros de detención a través de los grupos Geo Group y Corrections Corporation of America (CCA) y esta campaña pretende poner presión para que retiren esas inversiones y las pongan en programas sociales para la comunidad.

“Lo que está pasando con los centros de detención es que son esos lugares precisamente donde encarcelan a trabajadores inmigrantes en procesos de deportación. Por otro lado, Wells Fargo tiene tanto poder y ahora aliado con esos dos grupos que son los que están ejerciendo presión política en Washington para poner en práctica políticas anti-inmigrante”, asegura Omar Ángel Pérez, Director Ejecutivo de The Workplace Project.

Los gobiernos locales y federales contratan a estos grupos y les pagan con el dinero de los contribuyentes, según The Workplace Project. Los centros de detención reciben un promedio de 122 dólares diarios por cada persona detenida. En este momento, hay alrededor de 30.000 personas detenidas y eso da un beneficio de 3.6 millones diarios.

Los manifestantes de Hempstead repartieron información a los clientes de Wells Fargo y quisieron entrar al banco para entregarles una carta, en la cual solicitan una reunión el

14 de febrero para pedirles que retiren sus inversiones de los centros, pero no se lo permitieron ya que el banco llamó a la policía que actuó como mediador. Según la organización, si el banco no les responde coordinarán otra demostración con otras organizaciones que trabajan en derechos de vivienda ya que Wells Fargo también está detrás de los embargos hipotecarios.

Según Ángel Pérez, recientemente los directores federales del ICE le dieron una dudosa [ya que no está publicada] información asegurando que a través del programa de Comunidades Seguras se están deteniendo alrededor de 500 inmigrantes en el estado de Nueva York y alrededor de 100 en Long Island. The Workplace Project también sabe de las constantes violaciones que sufren las personas en los centros de detención.

“Sabemos que cuando detienen a alguien y lo ponen en el proceso de deportación les aíslan y no les ponen en contacto con sus familiares. A veces son detenidos en un lugar y recluidas en otro lugar muy lejos […] el acceso a representantes legales también es limitado”, indica.

“Las leyes del estilo de Arizona han llenado centros de detención, estas leyes anti-inmigrantes están beneficiando a estas corporaciones e incrementa la separación de familias y el sufrimiento en nuestras comunidades”, afirma Mónica Díaz, una miembro del Workplace Project. “Esta campaña trae a la luz las conexiones entre Wall Street, la inmigración, y el complejo industrial de la prisión”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s